Review totalmente seria y profesional de HTC Magic, N97 y algo de Iphone

Como bien indica el título de este post, esta entrada es completamente seria y pro, propia de alguien con tanta sabiduría como yo.

He tenido la suerte de tener en mis manos 3 de los últimos móviles que más fuerte están pegando: iPhone, HTC Magic y Nokia n97. Como muchos imaginaréis, debido a mi gran imparcialidad, mi preferido y del que soy feliz dueña y señora, es el HTCMagic.

Empezamos con la review:

iPhone

Como algunos recordarán, cuando salió el iPhone escribí un post sobre él, diciendo básicamente que no me mola nada. Algunos, para variar, lo achacaban a la envidia (oh si, siempre he querido ser un móvil con pantalla táctil). Pero es que resulta que he tenido 2 iPhone (bueno, no eran míos sino de mi pareja, yo nunca me compraría uno, la verdad). Y, oh, sorpresa, sigue sin gustarme. No me gusta ni el diseño del móvil, – estéticamente hablando, no entiendo cómo, con lo bonicos que son iPods han hecho ese truño con bordes brillantes tan horrible- ni la poca flexibilidad para tunearlo. Me jode sobretodo que sólo puedas instalar lo que al gran gurú le de la gana, aunque bueno, es lo que tiene usar un sistema cerrado.

En cuanto a su uso, bueno…

He petado el iPhone. 2 Veces. 2 terminales diferentes.

No me echéis la culpa como usuaria, que os veo venir. He hecho perrerías a todos y cada uno de los teléfonos que he tenido y nunca, nunca, ha pasado nada. No sabré cocinar y doblo la ropa fatal, pero tengo bastante maña para los aparatitos. Incluso le he instalado linux a una palm antigua, y no ha petado. Si me decís que por probar unas cuantas aplicaciones es normal que el móvil no se encienda, entonces está todo dicho. Sobre todo teniendo en cuenta lo limitadas y estudiadas que están las aplicaciones del Store.

Personajes diciendo que el iPhone es totalmente estable y tiene el mejor software y hardware del mundo sideral, en los comentarios, gracias.

Un aparato al que no puedes cambiarle la batería, no tiene posibilidad de ampliar la memoria, en fin… mejor paro.

Nokia N97

Creo que en cuanto a hardware, Nokia le da mil millones de patadas a cualquier otro teléfono. No es excesivamente grande (el iPhone es un ladrillo a su lado). Es más gordo por el teclado físico, pero poco más. Y es más bonito para mi gusto.

A pesar de que el funcionamiento de su pantalla es algo diferente a lo que estoy acostumbrada, los 32 gigas de memoria con posibilidad de ampliación vía tarjeta miniSD, la cámara de 5mp con óptica carl Zeiss, el teclado físico, etc. lo hacen una máquina increíble. Sobretodo esto último es ideal para alguien que realmente utiliza este tipo de móviles para lo que son, y no solo para llamar por teléfono y vacilar.

¿Lo malo? El sistema operativo.

Creo que Nokia se ha quedado muy atrás. Estoy deseando que alguien le meta Android, porque de esa manera tendríamos un maquinón.

Symbian es… estable, muy estable, pero rígido como él solo. Las posibilidades de configuración, acostumbrada a Android, son ridículas.

Es un buen sistema, pero se ha quedado obsoleto. O le dan una nueva vuelta, o se van a quedar muy atrás.

Para instalarle algo tienes que hacer una ginkana para conseguir nosequé código de nosequé web de nosequé sistema de nosequién. Un rollo, vamos. No entiendo muy bien a qué viene eso cuando nunca ha sido así en Symbian.

Los widgets de la pantalla de inicio son una patata. No puedes dejar la pantalla vacía, es un estrés encender el teléfono y ver tanta cosa junta. Por no hablar de que la mitad funcionan bastante mal.

HTC Magic

Pues en cuanto a hardware no es ninguna maravilla. Pero es suficiente. Me gusta su diseño, es pequeño y manejable, el tamaño perfecto.
La cámara es bastante pestosa, ya la podrían haber sacado con 5 mpx.
Tiene 8gb de memoria, pero con ranura para miniSD.
El Trae capado el bluetooth sólo para dispositivos manos libres. Afortunadamente se puede desbloquear rooteandolo, pero vamos, que me parece una cagada.

Me falta el teclado físico, aunque ya empiezo a acostumbrarme al teclado de pantalla y ya he cogido un poco de práctica a base de escribir mails ilegibles.

En cuanto a software, qué decir, es Android, es Libre, por lo que para mi no tiene ningún defecto insolventable.

Eso si, menudo truño el tener que meter tus datos de servicios de Google para usar el teléfono. Android es un paso más en el plan de dominación mundial de Google.

El despertador no funciona como debería, suena cuando le da la gana. Total, que desde que tengo la Magic he llegado todos los días tarde al trabajo. Cabezona que es una.

No se pueden meter nuevos tonos de teléfono (mejor dicho, aún no he encontrado la manera de hacerlo). Sufro en silencio todos los días porque no puedo poner el politono del peluchito que tanto me gusta.

La cantidad de aplicaciones que existen es increíble, cada día sale algo que te hace la vida más fácil, como el detector de metales o el simulador de pedos. Lástima de la interfaz del sistema de instalación de aplicaciones, no hay manera de filtrar a no ser que sea por nombre, lo cual es un coñazo. Espero que lo mejoren.

Lo bueno es que a través de aplicaciones y rooteandola, todas las deficiencias que tiene se pueden solventar.

Un Android rooteado es un Linux cualquiera, por lo que puedes hacer lo que te de la gana. Lo cual no puedes hacer ni con iPhone ni con N97, por lo que para mi, gana por goleada a pesar de no poder oír a mi amado peluchito.

Conclusión:
iPhone, las copias coreanas son más estables que tú
Nokia N97, pásate a android que tú lo vales.
HTC Magic, me molas, aunque vengas más capada que un castrati.

Y hasta aquí esta review que se convertirá en referencia clave para todos los que deseen comprarse uno de estos tres teléfonos.

¡De nada!